martes, 9 de septiembre de 2014

6 de septiembre de 2014 "Aula Viva Van der Does"

El 6 de septiembre de 2014 "impartimos" una nueva Aula Viva dedicada a Pieter Van der Does y a su ataque a nuestra isla en el año 1599. En esta ocasión recorrimos, a la vez que íbamos recordando la historia, los lugares que fueron testigos de la invasión de Gran Canaria por tropas holandesas.


Partiendo desde La Fuente Luminosa hicimos nuestra primera parada en el entorno del Castillo de La Luz y la Calle Rosarito.

Desde allí subimos al Cerro de San Francisco, lugar con una maravillosa vista sobre toda la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Tras una pequeña parada para reponer fuerzas desde el mirador del Jardín Canario rememoramos el encuentro entra las tropas holandesas y los milicianos canarios.

Camino de Vegueta, para conocer los daños que causó Van der Does es nuestra isla, pasamos por la llamada "Cruz del Inglés", lugar que conmemora lo que se denominaría con el paso de los años "La gesta del Batán".

Por último, en la Casa de Colón, vimos los dibujos realizados por los holandeses para contar su conquista de la Isla, cañones de la época y las columnas del Convento de Santo Domingo, uno de los lugares devastados por el holandés y sus tropas.

Al final del recorrido valoramos la necesidad de que no se olvide ese hecho histórico que lastró durante décadas nuestro desarrollo futuro.

Partimos en guagua hacia el 26 de junio de 1599.
Frente al Castillo de la Luz, pieza fundamental en el ataque.

Frente a la placa que recuerda a los que repelieron a Drake conocimos porque no hay recuerdo para los defensores del Castillo en ese 26 de junio de 1599.

Camino de la Calle Rosarito.
Muertos por la libertad de Holanda.

Los últimos restos descubierto de soldados holandeses.
Castillo de Santa Ana, al mando de Venegas.
Desde el "Cerro de San Francisco" comentando el movimiento de las tropas holandesas.
Restos de la muralla defensiva de la ciudad.

Leyendo la carta que el holandés mandó al Gobernador de la Isla.

La llamada "Cruz del Inglés", una ironía de la historia.

Repasando los destrozos que dejó tras él Van der Does

¿Que hubiera pasado si los artilleros del Castillo de la Luz hubieran condenado los cañones?.

Así contaron la historia los holandeses a su regreso a su país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario